INTERNACIONALES

Harris y Biden salen en defensa de congresistas negros excluidos

Santo Domingo.-Joe Biden y su vicepresidenta Kamala Harris dieron este viernes un paso al frente para defender a los dos congresistas afroestadounidenses expulsados del parlamento local de Tennessee, inmerso en una polémica acerca del control de las armas y acusaciones de racismo.

El jueves, la Cámara de Representantes de Tennessee, liderada por los republicanos, expulsó a dos congresistas negros, Justin Jones y Justin Pearson, después de que irrumpieran en una sesión para exigir controles de armas más estrictos.

En la protesta, convocada a raíz de un tiroteo mortal en un colegio cristiano en Nashville, capital de este estado del suroeste del país, participó otra congresista blanca, Gloria Johnson, que no fue expulsada, aunque se salvó por un solo voto.

El presidente Biden habló por teléfono con los tres para agradecerles «su liderazgo en la búsqueda de la prohibición de las armas de asalto» y la defensa de los «valores democráticos» y los invitó a la Casa Blanca, según un comunicado de la presidencia.

Kamala Harris viajó a Nashville para pedir una vez más al Congreso estadounidense que prohíba los rifles de asalto, muy probablemente en vano debido a la oposición de los republicanos.

Aunque la Casa Blanca no se refirió explícitamente al componente racial de la polémica, la decisión de la primera vicepresidenta de color de viajar a Nashville envía un claro mensaje de solidaridad.

Harris «se reunirá con los congresistas estatales, defensores y jóvenes que en medio de la terrible violencia y tragedia pidieron a sus legisladores tomar medidas significativas contra la violencia armada», dijo un funcionario de la Casa Blanca.

El presidente demócrata del caucus afroestadounidense del parlamento local, Sam McKenzie, calificó la expulsión de «farsa». «No tengo que decir ni una palabra sobre el hecho de que nuestros dos jóvenes hermanos afroestadounidenses fueron procesados injustamente», añadió.

Esta rarísima iniciativa de expulsar a dos demócratas afroestadounidenses provocó protestas airadas y la indignación de los protagonistas.

  • «De la era de Jim Crow» –
    «Ayer parecía un juicio de la era Jim Crow», afirmó este viernes en rueda de prensa Jesse Chism, el vicepresidente del grupo parlamentario negro en el parlamento de Tennessee, en alusión a las leyes segregacionistas vigentes para algunos estados hasta mediados del siglo XX.

La congresista Gloria Johnson tiene claros los motivos. «Creo que está bastante claro: soy una mujer blanca de sesenta años y ellos dos jóvenes negros», dijo.

Justin Jones y Justin Pearson protestaron contra la exclusión, lo que les ha valido elogios en las redes sociales y una foto de ellos levantando los puños se ha vuelto viral.

Es «un precedente muy peligroso para la nación», dijo Justin Jones a MSNBC. «Si no me dijeras que esto me estaba pasando, pensaría que estábamos en 1963 en lugar de en 2023 porque lo que estamos viendo es una gran mayoría predominantemente blanca, deshaciendo la democracia», agregó.

Jones quiere que se investiguen los hechos desencadenados después de que los tres se unieran a cientos de manifestantes en el recinto del parlamento local.

Jones y Pearson usaron un megáfono para invitar a los manifestantes a gritar consignas como «Poder para el pueblo» y «No hay paz sin acción», según varios medios de comunicación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Content is protected !!