REGIONALES

Escuela es utilizada para crianza de ganado y pasto

Santiago. La escuela Ramón Rodríguez, que hace ocho años fue sometida a un proceso de reconstrucción, es utilizada para la crianza de vacas debido al abandono de los trabajos.

El centro educativo, que está ubicado en la comunidad Los Paulino del distrito municipal de Canca la Reina en la parte baja de la provincia Espaillat, inició su construcción en el año 2014 y aunque se encuentra avanzada en más de un 70 5 por ciento, las limitaciones para erogar fondos ha hecho que el ingeniero contratista paralizara los trabajos.

El centro consta de tres edificios de dos niveles cada uno, un comedor y área de dirección, lo que se mantiene arropado por la hierba. Actualmente los estudiantes de la zona toman docencia en un centro educativo ubicado próximo al que está en construcción y tiene una matrícula de 500 alumnos aproximadamente, los que provienen de diversas comunidades.

Para el próximo año escolar, que esta vez inicia el 19 de septiembre, los estudiantes tendrán que continuar recibiendo docencia en las mismas condiciones, pues no hay planes de retomar la terminación de la nueva escuela.

Ramón Alberto Diplán, quien labora como vigilante, dice que lleva cuatro años sin un peso como pago por la labor de custodia.

Expresó que el ingeniero encargado de la obra, a quien identifica como Benigno Portorreal, le informó que hasta tanto el Ministerio de Educación no empiece a entregar los fondos, los trabajos seguirán paralizados.

Una gran parte de los block, losas y masillas reposan en el lugar desde hace cuatro años. En el caso de los pozos tubulares y sépticos se han ido derrumbando con los años. Diplán decidió instalar muebles y sillas en el área del comedor, ya que pasa sus días en el lugar, mientras permite a cambio de una ayuda económica, que un amigo lleve su ganado para que aproveche el pasto.

Hay varias escuelas en proceso de reparación

En la zona del Cibao central hay al menos 20 escuelas que esperan por su terminación. Una de estas está ubicada en la comunidad Las Charcas al suroeste de Santiago que lleva nueve años en espera de reconstrucción. Mientras esto ocurre, los estudiantes son reubicados en otros centros educativos que por el exceso de alumnos no pueden rendir en el aprendizaje.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba