DEPORTE

¿Llegó “El Cambio”… tan esperado en la escudería Ferrari?

FAUSTO JIMÉNEZ

“No van lejos los de adelante si los de atrás corren bien”, afirmación que pudiese ser falsa, si lo aplicásemos a una escudería que de tanto amagar en estos años con retomar el sitial cimero que tantas veces tuvo en interregno de décadas, ahora parece lista para vencer a cualquier rival, sea Mercedes o Red Bull.

Ahora que ha llegado la ruidosa “Normativa 2022”, donde “todos corren con las mismas armas”, Ferrari viene a dar un puñetazo en la mesa, con dos portentos volantes que hablaron poco y dijeron mucho en pista, con resultados contundentes.

Si bien la suerte –la que acompaña a los ganadores en cualquier actividad- también fue un enorme factor para el exitazo mostrado por el equipo del Cavallino Rampante, bajo los audaces Charles Leclerc y Carlos Sainz, el efecto espera comienza a marcar una impronta en Ferrari.

Porque, desde antes de terminar la temporada 2021, era un “secreto a voces” que la Ferrari venía preparando el actual Mundial con un diseño muy agresivo, que sin duda le ha añadido la potencia que no pueden exhibir los demás cuando se aplica el DRS.

Leclerc y Sainz más maduros

En el GP de Bahréin, lo que enseñó Leclerc ante el “suicida” Max Verstappen ha dejado claro que este año no se parece en nada a la campaña pasada, donde el monegasco perdió incluso el favoritismo que arrastraba ante su escolta Sainz (terminaron 7° y 5° el Mundial).

Leclerc nunca dio opciones reales de triunfo al campeón neerlandés, aunque éste tuviera un coche con tan pésima fiabilidad –salió faltando tres vueltas con el coche “muerto”-, donde la demostración del piloto Ferrari en las curvas y rectas cortas dejaron por sentado que ganarle el domingo parecía poco menos que improbable y lo que viene sería aún mejor.

Y Sainz, que igual como su compañero, salió volando, para no sólo mantener el podio inicial de la parrilla, sino terminar con una superba segunda posición. Era el primer doblete de la escudería roja desde que lo hicieran Sebastian Vettel (1°) y Leclerc.

Leclerc, que corre su séptima temporada en la gran serpiente asfáltica y Sainz, piloto de la categoría desde 2015, han demostrado que pueden llevar lejos a su equipo, como excelentes complementarios: el monegasco más calculador y frío, con el español más agresivo, sobre todo en los trazados abiertos.

¿Se mantendrá Ferrari?

Aunque todavía es demasiado temprano para sacar conclusiones, ver cómo funcionaron los coches F1-75 y la fuerza ganada en la unidad de potencia con el diseño, apuntan que la Scuderia puede pensar en grande este año.

Pero, Red Bull ha demostrado una inmensa capacidad de recomposición (el año pasado con el terremoto Hamilton fue el mejor ejemplo), y lo sucedido con el monarca y Checo Pérez (también hubo abandonar con coche muerto) y problemas de fiabilidad, se apuesta con alta seguridad a una corrección que devolverá su fiereza a las próximas citas. De hecho, su pretemporada también mostró grandes fortalezas en cuanto a potencia.

Mercedes ya ha acostumbrado al Gran Circo a malos momentos iniciales, y nadie puede siquiera pensar en la probabilidad de que dejarán de ser intrínsecamente competitivos de la noche a la mañana.

Los alemanes no permitirán un bajón tras la amarga derrota de Hamilton en 2021, ahora con un tremendo escolta como George Russell. Y los de las flechas plateadas, no por casualidad, han dominado la categoría reina por ocho años seguidos como equipo.

Este domingo se correrá el GP de Jeddah (Arabia Saudita), un excelente trazado – tiene 27 curvas- que va muy bien al coche Ferrari, por el propio diseño flexible en estas serpientes, y si Mercedes (Hamilton viene de un muy meritorio 3°) y Red Bull minimizan fallas –aunque éste no tan bien en curvas, pero que Verstappen es grande ahí-, habrá un pleito a muerte, como debió ser en la primera contienda.

La guerra abierta que se viene entre los mayores exponentes de la gran serpiente caliente, dará pocos vaticinios asertivos del resultado final de la Normativa 2022. Ya todos juegan con las mismas barajas, y sólo saldrá airoso quien optimice al máximo los recursos de cada coche. ¡Todo a pura genialidad! Acá no se sabe dónde quedará el dinero.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Content is protected !!